#rutaBayern: el museo Audi

Aunque no sea un gran aficionado al mundo del motor, desde mi llegada a Múnich he visto como se ha ido despertando mi curiosidad por la industria automovilística. Supongo que si me hubiese mudado a Fuerteventura hubiese acabado interesándome por tomar el sol, el surf o el submarinismo. Tengo claro que voy a terminar visitando, o al menos ese es mi deseo, los museos de las cuatro grandes marcas de coches que aún exhiben músculo en el sur del país. Esto es (por ventas en los primeros meses de 2013): BMW, Audi, Mercedes y Porsche.

'Uno de tantos' aparcado a la puerta del Audi Forum

‘Uno de tantos’ aparcado a la puerta del Audi Forum

Lo paradójico es que, pese a vivir a unos pasos del cuartel general de Bayerische Motoren Werke (BMW) e incluso haber pisado y fotografiado el recinto en numerosas ocasiones, el primero de los museos que he visitado a fondo es el de Audi, en Ingolstadt. Fue hace unos días, tras la segunda visita a esta pequeña ciudad industrial de la Alta Baviera en la que un cartel que indicaba Audi Forum despertó definitivamente mi curiosidad.

Uno se pasea por Ingolstadt y tiene la sensación de hacerlo por un inmenso concesionario de Audi al aire libre. No es de extrañar, si tenemos en cuenta que la planta y las instalaciones centrales de la compañía emplean a más de 35.000 personas en esta ciudad que ronda los 128.000 habitantes. No se cuántos miembros de la clase pasiva tienen en Ingolstadt, pero serán muy pocas las familias allí que no cuenten con uno de sus miembros trabajando, directa o indirectamente, para Audi.

Como soy bastante ignorante en el asunto, lo cierto es que entré en el denominado Audi Forum –en el que encontramos la planta, el complejo de oficinas, pero también una zona para visitantes con concesionario, área de restauración y el museo de la casa– tratando de buscar respuestas en clave bávara para conocer el origen de la marca de los cuatro anillos.

Nada más lejos de la realidad: ni la marca de los cuatro anillos nace como una sola marca, sino como la unión de cuatro –a las que se sumará otra empresa, NSU, en 1969–; ni el origen de la misma lo encontramos en Ingolstadt, ni siquiera en la hoy próspera Baviera.

Nacimiento de Auto Union. /WEB

Nacimiento de Auto Union. /WEB

El principio de los principios de Audi se llama August Horch, que en 1899 empezó con un taller de automoción en Colonia. No le gustó el devenir de su propia compañía, al señor Horch, por lo que una década más tarde decidiría emprender una segunda aventura, en este caso con la nueva Audi en la ciudad sajona de Zwickau. Audi, cuyo nombre responde a un intento de trasladar al latín su propio apellido –que significa oír–.

Pero tampoco deberían de llevarse tan mal, pues en 1932 ambas casas participaron de la fusión que dio nombre a la denominada Auto Union AG, o la creación de la marca de los cuatro anillos. Tanto aquella Audi como Horch, DKW y Wanderer, se integraron en este grupo reconocible por su actual logotipo, si bien siguieron desarrollando sus propias líneas de trabajo, productos o incluso mantuvieron sus distintivos y personalidad. Así, Horch se dedicaba a los vehículos de gama alta, DKW fabricaba motocicletas y coches de gama baja, mientras que Wanderer se centró en la media.

Un coche muy especial: Horch histórico rescatado hace unos años en Texas

Un coche muy especial: Horch histórico rescatado hace unos años en Texas

Más paradojas, tras la Segunda Guerra Mundial las dependencias principales del grupo en Sajonia –o lo que quedó de ellas– quedaron enmarcadas en la RDA y lo que algún día había sido un complejo destinado a la creación de autos exclusivos pasó a dedicarse precisamente a todo lo contrario: la construcción de un automóvil popular y accesible a todos los públicos, el Trabant.

Y entonces, ¿qué pinta Ingolstadt en todo esto? Hasta el estallido de la guerra, esta pequeña ciudad acogió una de las plantas de Auto Union, siendo elegida como cuartel general tras la refundación en 1949.

Es en la mitad del siglo XX cuando Auto Union realmente toma fuerza internacional, tanto en la concepción de autos de alta gama como de deportivos y para competición, alcanzando posiciones de liderazgo en competiciones especializadas y acercándose a ello en el mercado. No en vano, en el primer semestre de 2013 vendió 780.000 unidades, muchos de los cuales siguen fabricándose en la misma Ingosltadt, junto al museo que da cuenta de todo ello.

Pareja de 'audis', mítica línea deportiva de los 80

Pareja de ‘audis’, mítica línea deportiva de los 80

'Audis' de competición

‘Audis’ de competición

Por añadir, lo único que realmente conocía antes de entrar allí: que desde 1969 y tras la incorporación de una quinta marca a Audi –NSU–, esta forma parte del Grupo Volkswagen. Durante algún tiempo trasladó su sede a las inmediaciones de Stuttgart, para regresar finalmente a la Alta Baviera donde se erige el mencionado complejo.

Nota para el viajero
*La entrada al museo Audi, en un acristalado edifico redondo, cuesta únicamente dos euros. Los más ávidos de información se pueden sumar a uno de los tours, por cuatro euros para adultos, que tienen lugar a diario en alemán e inglés –en este caso de lunes a viernes a las 14:15 horas–.

Asimismo, existe la posibilidad de realizar tours personalizados según demanda, así como de visitar la planta de producción. En este caso, la entrada cuesta siete euros, la mitad para estudiantes y menores de edad, con varias visitas al día. La de inglés comienza a las 11:30 horas. Todas son solamente en días laborables.

Además de explicaciones históricas, la exposición del museo está dividida en tres alturas que se recorren cronológicamente de arriba abajo. Se exponen unos 80 coches y motocicletas correspondientes a las cinco marcas históricas de Audi. Junto a máquinas muy antiguas encontramos algunos de los coches más románticos de la casa, deportivos de los 80 o incluso modelos de alta competición como los empleados en las 24 Horas de Le Mans.

En este documento en pdf (en inglés), aparece toda la información sobre horarios, tours, accesos, etcétera.

*Por otro lado, a los interesados en el tema les recomiendo sin duda la lectura de este post de 2011, titulado Viaje al centro del automóvil II. Museo Audi y Audi Forum en Ingolstadt y publicado en el blog ¿Dónde está el depósito? Ofrece abundante información de interés, sobre el museo, desde el punto de vista técnico y sentimental. Otro artículo interesante en español sobre Audi es el publicado en 2009 por el suplemento de motor del periódico EL MUNDO (Un ejercicio de constante superación).

Más posts de viajes sobre Baviera en:

rutaBayern

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s