Tagged: guía de viajes múnich

Los días más cálidos

Hace unos días que el verano ha llegado, de verdad, a la ciudad. Ya van casi diez sin que caiga una gota del cielo y, poco a poco, muchos se van poniendo nerviosos. Igual son de carácter nerviosete, bascosos, que decimos en el pueblo. Si llueve porque llueve. Se ponen malcarados. Si hace calor porque aquí no hay quien viva. Se ponen malcarados. Las va de serie. A todo esto, el césped de más de un jardín ha empezado amarillear. Y más que lo hará, en este finde de treinta y largos grados, que se espera. Sol y lago. Ayer pasé con la bici por la Königsplatz y salí de su camino de gravilla lleno de polvo. Lógico. En boca de muchos está, en estos días, el cambio climático; otros hablan de la tontería que es poner un aparato de aire acondicionado en casa: “total, son dos semanas al año”. Ahí, a día de hoy, les doy la razón. En un par de semanas, y ojalá me equivoque, todo esto habrá pasado, y volverán las nubes y las temperaturas muy por debajo de los treinta. Y las tormentas. El gris. El impermeable. Y entonces se les verá, a muchos, malcarados como siempre. Habrá quien dirá: “es el fin del mundo, otro año sin verano”. ¿Qué sería de la cerveza de medio litro sin conversaciones como estas? Mientras llegan los días oscuros y no, nos vamos a la playa de Múnich, el lago de Starnberg, en el sábado más caliente del verano (se esperan hasta 36º este fin de semana!).

Anuncis

El llibre a la porta

Ja em va passar en 2013, entre que vaig acabar de posar els llibres al forn i van arribar damunt de la taula, va passar una eternitat. Segona edició, mateixa jugada. Mentre pugen i no el port, els dies es fan llargs i les hores les compte amb els dits. De moment, tinc portada.

La portada

La portada*

*Dels pocs, bons amics, que l’han vista fins ara, n’hi ha uns quants, i ja són molts, que m’han preguntat: “I no podies haver posat una foto més representativa de Munic? O d’un monument?” Tenia clar que la bici havia de caure de la nova portada, que no del llibre, però haver fotografiat una icona per encetar-ho tot plegat amb una imatge de catàleg, en versió barata, hauria sigut una traició. Com deixar de muniquejar. Això mai. Així doncs, calia gent, al carrer; i verd; i blau; i que fos Munic. Sense focs d’artifici, però. A mi em fa paper, i vosaltres, què en penseu?

Cuenta atrás para el libro (8). Más sobre la portada

Lo sé, corro el riesgo de convertir el Quadern en una exposición de portadas fallidas, pero la cosa, hoy sí, parece bastante definitiva. Así es que, aunque la composición o tamaño de las letras cambiarán, es seguro que finalmente la portada de la guía terminará siendo algo parecido:

Más que posiblemente, la portada

Más que posiblemente, la portada

Si bien sigo teniendo mis dudas, la convicción con la que me han animado en los últimos días algunos amigos me ha hecho tomar la decisión de recuperar mi bicicleta para la primera plana. En realidad, se trata de una antiportada más que de cualquier otra cosa. No hay ningún monumento significativo de Múnich, no capta ningún gran momento, ni se trata de una imagen espectacular. Simplemente es una imagen propia, como casi todo en este libro, con mi bici baratera y mi mochila hechapolvo, que tanto me han acompañado a muniquear durante estos meses. Supongo que alguno se preguntará qué pinta esa puerta en todo esto. Sencillo: reproduce los colores de la ciudad, amarillo y negro.

Por lo demás, sigo en el mismo punto, esperando las pruebas de impresión.

Más de esto:

20130623. Cuenta atrás para el libro (9). La portada

20130618. Compte enrere per al llibre (10). Llibre, quin llibre?

Cuenta atrás para el libro (9). La portada

Terminar de cerrar el libro se me está haciendo eterno. Leerlo y releerlo una y otra vez en busca de erratas, los últimos retoques a las fotografías, los colores… todo supone un esfuerzo titánico, especialmente porque no tengo un editor detrás que se haya encargado de la maqueta, del diseño, la corrección, la edición gráfica… Hubiera sido genial, pero no ha sido. Especialmente complicado me está resultando escoger una portada. Hay dos o tres imágenes del interior de la guía que estoy seguro funcionarían bien como portada, pero tengo la sensación de haberlas visto ya publicadas en muchos otros libros. No se si de forma acertada o no, pero he decidido salirme por la tangente y concebir una portada tipográfica. Esto es: una carátula sin imagen y jugando con la tipografía y los colores que uso en el libro. Teniendo en cuenta que no me manejo con seguridad en el complicado mundo del diseño, simplemente he tratado de conseguir un resultado digno y acorde con mi manera de entender toda esta película. Os dejo el resultado, que a estas horas no me atrevo a considerar como algo definitivo.

Posiblemente, la portada

Posiblemente, la portada

Más de esto:

20130618. Compte enrere per al llibre (10). Llibre, quin llibre?