Königshaus am Schachen: refugio de Luis II a 2.000 metros de altitud

Dudo que algún día llegue a ser un echte Bayerisch –bávaro auténtico–, tampoco sé si es la idea, pero poco a poco voy aprehendiendo algunas cosas que me gustan de esta tierra que en estos momentos es la mía. Una de ellas es el entusiasmo de la gente con sus montañas y la naturaleza en general. Este domingo hemos tenido una ración gigantesca, de monte, tan grande como una ruta de 20 kilómetros en Garmisch-Partenkirchen en busca del refugio de montaña del rey Luis II en Schachen, a 1.866 metros de altitud. Llegando desde Múnich en el tren hemos empezado la caminata en el pueblo, a una cota 700 y empezando a subir a través del Partnachklamm, un desfiladero fantástico que se toma junto al viejo Estadio Olímpico de Esquí. Todavía frescos, la ruta ha ido tomando altura a través de senderos tan empinados como estrechos y pedregosos. Algo más de tres horas hemos necesitado, una menos de la prevista por la señalización, para llegar a la cima del Schachen pasadas las dos de la tarde, molidos. En cualquier caso, una vez allí diría que lo más curioso ha sido encontrar de repente a decenas de montañeros, desde niños de 10 años hasta señoras por encima de los 70. Y una cervecería y hasta un servicio de visitas guiadas para conocer al detalle el antiguo refugio real –una cabaña de madera construida entre 1869 y 1872–. Mariola, con su lucidez habitual, ha definido la escena: “Esto es increíble, te plantas en los Alpes a tocar de un glaciar y te sale un biergarten de la nada”. Lleva razón, y empiezo a pensar que aquí los caminos no conducen a Roma; en Baviera elijas el camino que elijas acabas en un biergarten. En fin, pese a la niebla que nos ha impedido disfrutar del Zugspitze –enfrente mismo de nosotros–, hemos tenido la oportunidad de ver una parte del valle con Partenkirchen a nuestros pies para retomar rápidamente, tras comer, el mismo camino por el que habíamos venido, con la intención de regresar a buena hora. Hablando de pies y de horas: ocho horas hemos invertido en total en la excursión, perfecta para senderistas tan sedientos de media montaña como neófitos; sobre los pies, ni los sentimos a estas horas ni creo que los recuperemos plenamente en unos cuantos días. Como siempre, la cámara nos ha acompañado:

Partnachklamm

Partnachklamm

Partnachklamm

Partnachklamm

La Königshaus am Schachen y el valle

La Königshaus am Schachen y el valle

La Königshaus am Schachen

La Königshaus am Schachen

Montañeros en Schachen

Montañeros en Schachen

Nuestro itinerario. /SCHACHENHAUS.DE

Nuestro itinerario. /SCHACHENHAUS.DE

 

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s