Category: Uncategorized

Tornar a començar

Els primers dies de l’any, especialment en passar Reis i intentar tornar a la marxa, són ben complicats a Munic. Fa fred, el dia és curt, la panxa bé plena, el record de la família i la pròpia gent és fresc. Rovell. I després està la gossera. És com si la mandra s’hagués fet amb mi durant els Nadals i ara fou impossible treure-me-la de damunt. És ben difícil fins i tot alçar-se del llit a primera hora del matí; el despertador sona una i dues vegades i tots dos romanem allà parats; mai s’acaba de fer de dia. Una vegada dempeus, no sé per on començar. I no és que no tinga faena, tot i que la d’ara és del tot diferent, és que en tinc tanta, d’acumulada, que no sé per on moure. Al migdia tot són preses i correres. I quan sembla que encara trauré alguna cosa en clar de la jornada, tot el contrari: de sobte es fa fosc, fosquíssim. La sensació que tinc sovint és com si rodolara pel gener a trompades, amb l’aire de cara en tot moment. Només demane que arribe febrer aviat. O, per demanar, que torne a caure una bona nevada de les de dos i tres pams de neu, tot i que en sóc conscient que d’això darrer potser, en uns dies, me’n penediré.

Anuncis

#rutaBayern: Herrenchiemsee, el pequeño Versalles bávaro

Herrenchiemsee, fachada principal

Herrenchiemsee, fachada principal

Hace unos meses publicaba un post de debut en relación a la #rutaBayern, dedicado al tercer y desconocido palacio de Luis II en Baviera: Herrenchiemsee. Aquí va una segunda entrega, algo más extensa y en forma de atrevida comparativa con su modelo: el palacio francés de Versalles.

Ya de entrada hay que matizar que tratar de comparar el palacio de Versalles con su réplica bávara puede resultar sonrojante. A pesar de todo, sobreponer algunos datos y unas cuantas imágenes de ambos espacios puede dejar a más de uno con la boca abierta.

Partiendo de una imagen panorámica y completa, la comparativa se torna directamente imposible, pues se trata de dos palacios concebidos en dos contextos históricos muy diferentes o cuya superficie o impacto en la sociedad de su tiempo y en la actual nada tiene que ver.

Empezando por lo obvio, mientras Versalles es un excelente ejemplo de arte barroco del siglo XVII –iniciado hacia 1630– y uno de los palacios reales más grandes de Europa, el de Herrenchiemsee es una réplica construida 200 años después, entre 1878 y 1886. Estéticamente sigue los parámetros del barroco de Versalles, pero no deja de tratarse una reproducción posterior materializada con otro tipo de materiales o técnicas constructivas.

En cuanto a dimensiones, la comparativa tampoco se sostiene por ningún lado. Mientras que el palacio de Versalles, ampliado a lo largo del tiempo hasta la Revolución Francesa, ocupa una extensión de 67 km2 –entre palacio, pabellones y jardines–, el de Herrenchiemsee apenas se reduce a un pabellón, equiparable al cuerpo central de su arquetipo. La superficie de Versalles sería más bien comparable al tamaño del lago Chiemsee –79 km2–, mientras la Herreninsel, la isla donde encontramos el complejo de Herrenchiemsee, apenas mide 239 hectáreas.

De la misma manera, la influencia de ambos sobre su tiempo y sobre el actual son totalmente diferentes en cada caso. Versalles representó en su día el símbolo del poder casi ilimitado de los gobernantes franceses, de Luis XIV a su nieto Luis XVI. Hoy en día, es uno de los monumentos más visitados de Francia y del mundo, superando cómodamente la cifra de cinco millones de visitantes cada año.

Por su parte, Herrenchiemsee no pasa de burda réplica en este terreno: no fue concebido si quiera como palacio real sino como monumento de homenaje y no estuvo habitado ni por el mismo rey Luis II de Baviera –quien paso allí una decena de noches en su vida–. A la muerte del rey, con el palacio inacabado, los trabajos se interrumpieron y no fue usado como residencia por sus sucesores, que lo abrieron al turismo ya en el mismo año de la muerte del rey, 1886. Hoy en día, el palacio de Herrenchiemsee apenas influye tampoco en lo turístico. Es visitado por unas 400.000 personas cada año, por mucho que esto último sea más una ventaja para el viajero que otra cosa.

Si focalizamos, ¿dos gotas de agua?
Curiosamente, tal cual vamos cerrando el ángulo de enfoque los palacios de Versalles y Herrenchiemsee empiezan a parecerse más y más hasta el punto que pueden resultar casi idénticos según dónde postremos la mirada.

Fachada y planta
Georg Dollmann lo tuvo relativamente fácil, pues se trataba de reproducir la fachada principal del palacio de Versalles. Sin ser idénticas, mantienen la misma estructura, morfología y características muy similares. Lo mismo sucede con la planta, si bien en Herrenchiemsee solamente nos quedamos con el cuerpo central, ya que faltan las dos alas laterales, que no es poco.

Fachada principal en Herrenchiemsee y Versalles

Fachada principal en Herrenchiemsee y Versalles

Ambas plantas. /WEB

Ambas plantas. /WEB

Salón de los espejos
Si el Salón de los Espejos de Herrenchiemsee y el de Versalles no son físicamente idénticos es porque la copia bávara es sensiblemente más grande: mide 98 metros de largo, albergando 33 lámparas de araña y unos 50 candelabros. En la foto no se nota la diferencia.

Galerías de los Espejos. Arriba, Herrenchiemsee; abajo, Versalles. /FOTOS: WEB

Galerías de los Espejos. Arriba, Herrenchiemsee; abajo, Versalles. /FOTOS: WEB

Gran Escalera
Como ocurre con la sala de los espejos, el espacio de la Gran Escalera de Herrenchiemsee estaba destinado a ser una réplica exacta de este vestíbulo homónimo en Francia. No lo son, pues la escalera versallesa fue demolida en el siglo XVIII y hoy en su lugar encontramos un espacio más austero.

La gran escalera de Herrenchiemsee, izquierda; derecha, reconstrucción de la versallesa. /FOTO: WEB + SCHLOSS HERRENCHIEMSEE

La gran escalera de Herrenchiemsee, izquierda; derecha, reconstrucción gráfica de la versallesa. /FOTO: WEB + SCHLOSS HERRENCHIEMSEE

Dormitorio
Luis II hizo reproducir una versión propia del dormitorio de Luis XIV en Versalles en más de una ocasión, pues no solamente lo vemos en Herrenchiemsee sino también en Linderhof. Balaustrada y cama en altura incluidas, aunque primando el color azul en el caso del monarca bávaro.

Los dormitorios de Herrenchiemsee, izquierda, y de Versalles, derecha. /FOTO: WEB

Los dormitorios de Herrenchiemsee, izquierda, y de Versalles, derecha. /FOTO: WEB

Esculturas y fuentes
Aunque en este apartado nos conformamos con parecidos razonables, en Herrenchiemsee no faltan algunas fuentes a la versallesa, así como esculturas de divinidades clásicas. Ahí están la fuente de Latone o las representaciones de Neptuno. Los jardines bávaros llevan la firma de Carl von Effner y son una versión simplificada e inacabada de los parisinos.

Fuentes de Latone. /FOTO VERSALLES: WEB

Fuentes de Latone. /FOTO VERSALLES: WEB

En resumen, situando ambos palacios en sus respectivos planos, lo de Herrenchiemsee es digno de estudio y, sin lugar a dudas, de visita. Por suerte, a día de hoy es un destino minoritario, lo que casi garantiza experiencias sorprendentes en un palacio oculto, desconocido y ubicado además estratégicamente sobre una isla en medio de un lago… a los pies de los Alpes.

El lago Chiem y la Fraueninsel desde Herreninsel

El lago Chiem y la Fraueninsel desde Herreninsel

Más posts sobre viajes en Baviera en:

rutaBayern

Museo BMW

Després de l’altre dia amb el post del Museu Audi, ja tocava visitar el Museu BMW

Muniqueando - Guía de Múnich en español - Guía de viajes - Múnich - Munich - München

Con unos 500.000 visitantes anuales (2012), el museo BMW es el segundo más visitado de la ciudad tras el Deutsches. Actualmente y tras una importante reforma, expone unos 120 vehículos de la marca bávara en un espacio de 5.000 m2.

Dos años en Múnich han tenido que pasar para que me interesara de verdad por el contenido del museo BMW, tantas veces visitado desde el exterior junto con el vecino –y gratuito– BMW Welt. Lo confieso, los coches y el motor no son mi punto fuerte, si bien reconozco que muniqueando como voy esta era una parada obligada que además necesitaba de cierta atención. Aprovechando la pasada edición de la Larga Noche de los Museos se la concedí finalmente.

Diseñado junto a los cuarteles generales de la BMW y coincidiendo con la celebración de los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972, el museo de la marca…

View original post 634 more words

Des del cim dels Plans

La idea era pujar a dalt del cim dels Plans i així va ser. Tres imatges d’eixa terra tan meua, tan seca, que passa el mes d’agost aixeregada i, malgrat tot, no deixa de ser fantàstica:

Des de la serra dels Plans: Alacant

Des de la serra dels Plans: Alacant

Des de la serra dels Plans: Alcoi i les cabres

Des de la serra dels Plans: Alcoi i les cabres

Des de la serra dels Plans: la Torre, menudeta

Des de la serra dels Plans: la Torre, menudeta

*Lamentablement no hi ha informació a la xarxa sobre com pujar al cim des de la Torre de les Maçanes, però sí que n’hi ha sobre com fer-ho des d’Alcoi

Cuenta atrás para el libro (4). Volando viene

Que el tema del libro va a pedales no es ningún secreto. Este lunes subimos un peldaño más y parece que los primeros libros van a llegar a Múnich esta misma mañana de martes. No sin antes perturbar la tranquilidad de media docena de personas inocentes a las que esta historia les interesa entre regular, poco y nada. Me disculpen.

5 ideas para darse un chapuzón sin salir de Múnich

Muniqueando - Guía de Múnich en español - Guía de viajes - Múnich - Munich - München

Llega el calor y es hora de ir pensando en lugares en los que refrescarse. Múnich ofrece numerosas posibilidades tan accesibles para el viajero como para el muniqués. Y variopintas: de lagos urbanos a piscinas municipales, sin olvidarse del Isar.

Dotada de unas condiciones naturales envidiables para cualquier metrópolis actual, en Múnich no faltan rincones en los que darse un chapuzón durante el verano. Casi cada barrio dispone de un complejo de piscinas públicas, de la misma manera que encontramos lagos o rincones en los que el río nos permite un baño en condiciones óptimas. Y en todos los casos sin salir del casco urbano.

Si nos ponemos exhaustivos, esta lista podría ser ciertamente extensa. Así es que simplemente he querido seleccionar cinco fantásticos sitios para refrescarse a la vuelta de la esquina. Ubicaciones naturales, artificiales, tranquilas, concurridas, para todo el año… Esta es mi selección:

1. Canal…

View original post 523 more words

Lenbachhaus

Després de visitar la nova Lenbachhaus, el post per a Muniqueando. El ‘rebloguege’ ací, és una parada molt interessant a Munic 😉

Muniqueando - Guía de Múnich en español - Guía de viajes - Múnich - Munich - München

Tras una aparatosa reforma, la Lenbachhaus exhibe nuevamente su gran colección de obras del denominado Jinete Azul, el movimiento expresionista fundado en 1911 por Wassily Kandisnky y Franz Marc. Está llamado a convertirse en uno de los museos estrella muniqueses.

Después de una profunda rehabilitación de la antigua Villa Lenbach que ha durado cuatro años, ampliación de las instalaciones incluida, la galería municipal del mismo nombre reabría sus puertas el 8 de mayo de 2013.

Inaugurada en 1929 como una galería local, la popularidad de la Lenbachhaus se había disparado en los últimos años dada la importante colección de obras de Der Blaue Reiterel Jinete Azul–, el movimiento artístico fundado en Múnich en el año 1911, por Wassily Kandinsky y Franz Marc.

Las obras de éstos y otros destacados expresionistas del movimiento como August Macke, Paul Klee, Gabriele Münter o Alexej von Jawlensky, se…

View original post 609 more words

Diari de la Festa des de la cuina: la Nit de l’Olla

La Festa, la que s’escriu amb majúscula, ja ha començat. I ho ha fet de l’única manera possible: amb mig poble cantant un himne, el de la Festa -ja veureu com al final acabeu fartets-. No em queixe, si tenim en comte que el meu lloc a eixes hores era la cuina de la filà, he fet una escapada ràpida per a cantar, o més bé per a fer un parell de fotos diferents de gent cantant. No sóc de bona veu. A l’hora de la veritat, en qualsevol cas, estava allà on se m’esperava, que era emplatant taretes alcoianes. Des de faves o callos a albondiguetes de carn. I lo millor de tot, servint Olleta alcoiana, imprescindible la Nit dels Músics. Dic que ha estat el millor replicant un home de filà que ha entrat en la cuina per a felicitar al cuiner. “De maravilla”. Jo, que tota la vida he fugit de l’Olla -fresols, carnsalada, botifarra, penques…-, no he pogut resistir la temptació de seure en un racó a última hora de la nit per a estacar-me un bon plat. Tenia raó l’home, he gaudit de l’Olla com si fora un plat de marisc, coses de la vida. En fi, és vora la una de la nit i abans de sis vull estar a la plaça per al primer acte fester -la Diana-. A les set m’esperen, una altra vegada, a la cuina. Demà hi ha esmorzars, dinars, sopars, menjadors i particulars pendents de les nostres bajoques farcides.

20130421-010447.jpg

Cantant l’Himne

20130421-010623.jpg

Comença la Festa

20130421-010721.jpg

L’Himne, des de la distància

20130421-010813.jpg

Plat d’olla

Muniqueando - Guía de Múnich en español - Guía de viajes - Múnich - Munich - München

ECOS de España y Latinoamérica, la revista de actualidad en español dirigida a la comunidad germana, ha incluido una reseña de Muniqueando en su número de abril.  El magazín publica un reportaje sobre blogs en español, escritos desde el exterior.

No nos ocurre muy a menudo, quizás por eso estamos más que contentos. ECOS de España y Latinoamérica, revista de actualidad en español publicada por la editorial Spotlight desde Múnich, se ha acordado de Muniqueando en su reportaje Españoles en la red.

En este reportaje, dirigido a la comunidad germana que aprende español, se comentan varios blogs escritos en nuestro idioma desde el exterior. Además de Muniqueando, es el caso de Un español en Japón, la Parra de Reikiavik o Guirilandia, en clave de humor desde Londres. También sobre Múnich, aparece un enlace al blog  Una española en Múnich, pionero en nuestra lengua y…

View original post 21 more words

Continua llegint